lunes, 20 de mayo de 2013

Castillo de Bella I

Ya les he contado en otras ocasiones que Dariella y Lía siempre me piden con meses de antelación la princesa que quieren en su cumpleaños. Estas jovencitas me van a convertir en una experta en cuentos de hadas, primero fue una Rapunzel, luego La Cenicienta y ahora es nuestra querida Bella, de la Bella y la Bestia. 


Quería hacer algo muy bonito y la ocasión fue perfecta para un castillo; después de haber hecho uno en el curso de pastillaje tenía muchas ganas de repetir la experiencia, pero a mi manera.  Y este es el resultado.


Me ha encantado hacer esta tarta, tengo que decir que aunque no ha sido difícil, requiere planificación y tiempo para que todo seque muy bien y no corramos el riesgo de que se nos venga abajo el castillo o la princesa.

Otra cosa que me gusta hacer con tiempo son los detalles que lleva la tarta. Me ha pasado en otras ocasiones que estoy armando la tarta a las tantas de la madrugada y cuando tengo que empezar a decorar es cuando empiezo a hacer florecitas, pelotitas, lo que sea que lleve la tarta, y la verdad es que es de locos, porque esos detallitos son la vida de la tarta y acostarse a las 6 de la mañana no es nada saludable,jejeje

La decoración está hecha con pastillaje, glasa, fondant, buttercream y RKT; y la razón por la cual esta entrada tiene un I en el título,  es que las dos siguientes entradas serán los tutoriales de cómo hacer un castillo, cómo modelar a Bella usando RKT. Así que ya saben, los próximos lunes tenemos un par de citas con PAP incluidos. 


Dejando la tarta y los tutoriales que están por venir a un lado, paso a lo importante: Lía, ¡la felíz cumpleañera!.  Yo me derrito, no tengo otra opción; una semana antes del cumple sonó el teléfono a las 12 de la noche, era Daría (la mami), diciéndome que la niña se había despertado a esa hora contándole que no podía dormirse porque no me había dicho el sabor de su tarta y que me llamara porque tenía que hablar conmigo, jajajaja... ¡Qué bella, por favor!!!! Me pidió vainilla con chocolate, así que le hice un bizcocho de vainilla con buttermilk, relleno de ganaché de chocolate con leche y bañado con almíbar de limón. 

Les puedo contar que a la niña le encantó su castillo, que a su Bella la llevó a hacerle compañía  a la accidentada Cenicienta de su hermana y que una vez más pude disfrutar de esos ojitos de alegría que valen el universo entero. 


Y como era de suponer, ya Dariella me pidió su próxima princesa: Rapunzel. Así que volveré a la melenuda en septiembre, ya veremos qué se nos ocurre.

Nos vemos el próximo lunes

Besitos



10 comentarios:

  1. pero que bonito!!!! Me quedo con la boca abierta....

    ResponderEliminar
  2. Que preciosidad¡¡¡ eso es una obra de arte¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, me voy a sonrojar. Muchas gracias ☺
      Besitos para tí

      Eliminar
  3. Te ha quedado preciosa, menuda obra de arte, mi más sincera enhorabuena. Me quedo por aquí para no perderme nada. Puedes echar un vistazo a mi blog en http://obsesionporloscupcakes.blogspot.com.es/ espero que te guste lo que hago.
    Besos,
    Isabel.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Isabel, en un ratito voy a visitarte.
    Ale

    ResponderEliminar
  5. hola..soy olivia
    Te he conocido a traves del carrusel de Gaby...
    Si te apetece darte una vuelta por mi blog, pasate porque tienes un regalito
    http://misdulcespasiones.blogspot.com/2013/05/mi-noveno-premio-best-blog.html
    besos
    olivia

    ResponderEliminar

Tus comentarios alimentan el blog y mi ilusión, así que anímate a contarme tu opinión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...